Ingresar

PRÓLOGO PARA UN INTENTO

Arribar significa llegar. En el caso de una nave; a un puerto que no es su destino final. En nuestro caso, los orilleros, se dice arribando cuando se navega contra la corriente, aguas arriba; y eso es lo que venimos haciendo, hace tiempo, y nos sentimos cada vez más extraterrestres y solos (en plural; por yo y mi alma).
Esta página es para compartir lo que tengo ganas de decir, porque ya me cansé de leerlo solo. Mi nombre no importa, porque no pretendo ser conocido (aunque si algunas cosas sirven, me gustaría ser reconocido), pero si alguien quiere saberlo no tengo problemas en identificarme. Además de abastecer mi necesidad de comunicación, mi mayor satisfacción sería que pueda aportar algo positivo a los demás. Para orientar a quienes quieran leerla, agregué un índice por temas. Algunos escritos son del siglo pasado, hay actuales, y seguiremos sumando.

Aunque los trenes no lleguen, seguiremos esperando

Sincera bienvenida y gracias por acompañarme